11202611_1109410335741169_5508325216430091972_n

A la sociedad en general.

Heroica Puebla de Zaragoza a 2da quincena de mayo de 2015

ASUNTO: Postura ante las elecciones

“Manifestar el “revolucionarismo” sólo con injurias al oportunismo parlamentario,
sólo condenando la participación en los parlamentos,
resulta facilísimo; pero precisamente porque es demasiado fácil no es la solución
de un problema difícil, dificilísimo”.
V.I. Lenin

El proceso actual de elecciones a diputados federales ha generado opiniones encontradas entre los distintos sectores activos en la política mexicana. Aquí está nuestra opinión:
La naturaleza de las elecciones.

No hay proceso bueno o malo en sí mismo para la Revolución, el valor como herramienta de transformación depende de si en el momento concreto es eficaz no sólo de representar las aspiraciones de las mayorías sino también para hacerlas realidad. Si un mecanismo político puede plasmar la voluntad común en la realidad social entonces es un instrumento revolucionario. Analizar las acciones por cómo se vean, o por lo que queremos que sean es mero formalismo y voluntarismo.
Así el que defienda acciones burocrático-administrativas cuando queda demostrado que es el Estado asesino el que maneja toda la dinámica, está haciendo el juego de conservador. También el que llama (muchas veces no pasa de la mera habladuría) a la acción violenta cuando aún es posible ganar con papeles y trámites, anula en la práctica algo potencialmente realizable. En ambos casos se fortalece el proyecto de la derecha con su hegemonía de dominación, y se acentúa pues se demuestra que es invencible.

La acción que transforma la sociedad se basa en el análisis y la reflexión sin prejuicios ni lecturas pre elaboradas, no se trata de justificar el cómo yo quiero actuar con estadísticas y hechos reales, sino de cómo los hechos reales, los sucesos y procesos ajenos a nuestra voluntad nos exigen ajustar la acción, que debe ser por supuesto valiente y resuelta. Ante el plan de acción que ajusta la sociedad al ideal abstracto individual, la acción concreta individual-colectiva de lo socialmente necesario.

Por eso declaramos:

En México la vía electoral está cerrada para la Liberación Nacional-
a) La dinámica completa está controlada por la Cúpula en el poder, misma cúpula que ha encontrado en las elecciones desde la revolución la manera perfecta de legitimar su dominación. No hay mejor juego de abuso para ellos que las urnas, ellos son los que hacen las reglas, ponen las urnas, eligen a los candidatos, y dicen qué votos son los que cuentan, utilizando todo el aparato de estado ajustan las elecciones arregladas, es decir que en México los fraudes son legales, las imposiciones están amparadas por la constitución, creando en México tenemos la dictadura perfecta.
b) La dinámica en que el PRI y la camarilla promueve el voto a partir de la compra y el acarreo deshumanizan al votante, quitándole su carácter de sujeto para serlo objeto que vale solo en cuanto puede votar, proceso mediante el cual el individuo sigue la dinámica del voto en el mercado del voto, se valoriza igual, se intercambia, se rebaja, se olvida. El destino de las urnas son el destino del País, cuando una vez utilizados para llevar a alguien al Poder, se pudren en el olvido de la pobreza y la marginación.
c) La única manera de participar formalmente en el futuro político del país es afiliarse o colaborando con algún partido electoral eliminando otras formas para poder incidir profundamente y a largo plazo. Si a esto le agregamos el manejo mafioso de las elecciones que han hecho un par de Partidos en el gobierno, encontramos que a la ciudadanía común se le despoja su derecho de cambiar su forma de gobierno.
Como resultado obtenemos que la forma de gobernar el sistema político del Estado mexicano se basa en el engaño, la ignorancia, tráfico de voluntades, delitos y la fuerza de la violencia, y es en su dinámica de regenerarse (las elecciones con sus partidos) que se pronuncian estas características.
Se cosifica al mexicano, haciéndolos objetos de sujetos criminales que sí deciden políticamente. Además la política aparece extraña y enemiga al ciudadano, en México el que quiere hacer política parece ser una persona rara antes sus compañeros.
Por supuesto esta manera de hacer política no puede lograr la liberación del Pueblo Mexicano, sino profundizar su dominación.

Proponemos:

Nosotros trabajamos y nos proponemos construir un estado de conciencia social en que la acción política sea de interés individual para el bienestar común y viceversa. Es decir que la política signifique participación e involucramiento de uno mismo en los asuntos de todos. De tal forma que el proceso de elegir representantes sea cual sea el proceso concreto afirmen la cualidad ciudadana de tomar decisiones sobre su futuro.

Dicho lo anterior declaramos:

Que las fuerzas políticas que nos autonombramos o reivindicamos de izquierda que deseamos poner los intereses comunes por delante de las aspiraciones de grupo, debemos apoyar los campos que destruyen el campo de trabajo del modelo de Gobierno encabezado por el PRI. Subrayamos que el campo de gente que es honesta no debe golpearse, y por el contrario en caso de considerarse necesario nutrirse, lo cual se definirá desde la política de alianzas que cada cual tenga.
Contra la gente de izquierda honesta sin importar su línea ideológica nada, contra el PRI todo.

Aquí ya se esboza en objetivos y táctica política nuestra postura:
El objetivo para desempoderar a todos los partidos y la forma de gobierno es el boicot electoral, de tal manera que al no suceder el proceso no puedan legitimar su poder por la vía jurídica.
Trabajemos por eliminar los procesos electorales partidistas.
En este sentido apoyamos y saludamos los procesos como los de la Junta de Buen Gobierno donde trabaja el EZLN, los Municipios autónomas como Cherán, y por supuesto el llamado de los padres de familia de los 43 desaparecidos de boicotear las elecciones en el Estado de Guerrero. Recordamos que lo importante no es lo que destruyen, sino lo que construyen.
Ahora boicotear es un acto Revolucionario, por el contrario, anular el voto en este momento en el Estado de Puebla significa expresar nuestra incapacidad de crear una verdadera alternativa.

Llamar al voto nulo en el Estado de Puebla es hacerle el juego a la derecha, ya que los que anulan son quienes reflexiona su voto, es decir quienes votan producto de la inteligencia y de la participación en el proceso, anular es traspasar esta voluntad ciudadana en inactividad y anulación política, no sólo en el proceso electoral sino también en la incidencia social.
En Puebla llamar a voto nulo es un llamado de incapacidad, por muy enardecido y bélico que sea el llamado.
O boicoteamos la elección o llamamos a votar conscientemente. No hay puntos medios.

Convocamos a:

Quienes aún crean en el proceso electoral y que desde su honestidad y espíritu de cambio participen de alguna manera, lo hagan con inteligencia y valentía a prepararse para el fraude, la compra de votos y demás mañas del PRI y sus socios del INE. Consecuentemente es una irresponsabilidad y una falta de respeto a la ciudadanía no prepararse para el fraude.
Quienes no creen en el proceso electoral a informar a la ciudadanía la manera en qué trabaja el INE y el proceso en general. De tal forma que si la gente decide no votar, sea motivo de la participación y la información y no de consignas sin sentido y banderas sin contexto.

A la ciudadanía en general a informarse acerca de sus candidatos y sus partidos, quiénes son, de dónde vienen, y cómo trabajan, de tal manera que su voto (si es que votan) sea producto de la reflexión y no de la fe ciega a un líder.
A todas las personas a sin importar cuál sea el resultado del proceso como coyuntura y no sólo el de las urnas, salir a las calles a defender la voluntad Popular, aunque no estemos de acuerdo con tal o cual método no podemos permitir que sea pisoteado su derecho a decidir su forma de gobierno. Es nuestro deber defender con el mismo entusiasmo a las JBG de Chiapas, a Cherán, a Ayotzinapa en su proceso de boicot, a una urna robada en las elecciones, y a cualquier manera en que el Pueblo exprese su voluntad.

Deseamos con este texto aportar al debate y reflexiones acerca de un tema tan importante como es la participación de la izquierda en las elecciones.